Edición testing
8 de abril de 2020, 4:40:37
Familia


¿Cómo envejece la población española?



El informe ‘Envejecimiento en Red’, elaborado por el CSIC, arroja luz sobre un asunto de vital importancia para el futuro de la población española, al afectar a asuntos tan dispares como la demografía, la economía o incluso la planificación de las ciudades.

En España hay alrededor de 9 millones de personas mayores de 65 años, el 19,1 % de la población. Son datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a 2018. Y el número va a seguir aumentando: durante las próximas cinco décadas, el porcentaje de mayores de 65 años en España crecerá otro 10 %, de manera que uno de cada tres habitantes del país pertenecerá a la llamada tercera edad.

Estos y otros datos igual de interesantes aparecen en el informe ‘Envejecimiento en Red. Un perfil de las personas mayores en España’, una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) recientemente publicada. La edición de 2019 ha sido elaborada por los investigadores Antonio Abellán, Pilar Aceituno, Julio Pérez Díaz y Diego Ramiro Fariñas por parte del Departamento de Población del CSIC; y por Alba Ayala -por parte del Instituto de Salud Carlos III- y Rogelio Pujol -por parte del INE-. Un equipo multidisciplinar enfocado en arrojar luz al fenómeno de la longevidad en España.

¿Así envejece la población española?

Una de las cifras más llamativas del informe es la de mayores de 80 años en España: más de 11.000 personas en la actualidad (el 6 % de la población). Es un récord absoluto, pero quizás fácilmente explicable: España es un país conocido y admirado por su calidad de vida.

La dieta mediterránea, el sistema público de salud con que cuenta el país (con cobertura universal) o el estilo de vida de los españoles, se unen al carácter amigable y desenfadado de una población que observa con preocupación cómo en paralelo al admirable aumento de la longevidad, la tasa de fecundidad no deja de caer. Un asunto que pone en riesgo, principalmente, la sostenibilidad del sistema público de pensiones, que desde hace años exige una profunda reforma que no termina de llegar. En España hay 9,6 millones de pensionistas, de los cuales 5,9 millones lo son por jubilación.

El envejecimiento de la población española tiene que ver también con el sexo: las mujeres viven más años que los hombres (87,5 años de esperanza de vida al nacer), lo que provoca que en España haya 5 millones de mujeres mayores de 65 años, frente a 3,8 millones de hombres (80,4 años de esperanza de vida) en esta horquilla de edad, según el informe del CSIC. La diferencia es del 32 %, una cifra considerable, a pesar de que las estadísticas indican que en España nacen más varones.

A los 65 años, las mujeres tienen 23 años de esperanza de vida adicional, frente a 19,1 años de los hombres. Las cifras son, en conjunto, las segundas más altas de la Unión Europea, tras Francia. Sin embargo, la esperanza de vida en condiciones saludables es menor en las mujeres (el 44 % del tiempo por vivir) que en los hombres (el 53,7 % del tiempo).

Tampoco es igualitario el reparto de mayores de 65 años según lugar de residencia. Aunque la creencia popular indique lo contrario, el estudio del CSIC indica que hay más personas mayores en los núcleos urbanos que en las áreas rurales. En estas últimas, el 28 % de la población es mayor de 65 años. Quizás la creciente despoblación de las zonas rurales explique parte de este fenómeno, ya que en ellas se vive más años que en las grandes ciudades y los jóvenes tienden a abandonar estas áreas.

Envejecimiento de la población española: una distribución desigual

Esta desigual distribución también se observa por comunidades autónomas. La más longeva es Asturias, con un 25,2 % de su población por encima de los 65 años. Le siguen Castilla y León (25,1 %), Galicia (24,9 %) y País Vasco (22 %).

En el otro extremo están Cataluña (18,7 % mayor de 65 años), Madrid (17,5 %), Canarias (15,6 %) o Ceuta y Melilla, donde la población con más de 65 años de edad apenas representa el 10 % del total.

A pesar de que España esté llamado a ser el país más longevo del mundo en apenas unos años (superando a Japón), su realidad demográfica no es muy diferente de la del resto de países europeos, según reza el informe.

De hecho, la media de personas mayores de 65 años en la Unión Europea es del 19,4 %. Aunque existen diferencias de considerable magnitud entre países: mientras que en Italia el 22,3 % de la población ha cumplido más de 65 años y en Portugal la cifra alcanza el 21,1 % de su población, en Irlanda la cifra apenas llega al 15 %.

Retos del envejecimiento de la población española

Sin duda, que la población española envejezca por encima de la media de otros países es una buena noticia que hace sino apuntalar la idea de que el estilo de vida en el país es el adecuado. Sin embargo, conforme aumenta la longevidad, aumentan los retos para la sociedad española.

Uno de los principales retos que deberá afrontar España durante las próximas décadas es el aumento de personas dependientes. En la actualidad hay un millón de personas en situación de dependencia, cifra que se llegará a duplicar en la próxima década, según ha pronosticado la Red Europea de Envejecimiento.

Este aumento del número de personas dependientes en España requerirá no solo replantearse la actual Ley de Dependencia, sino reenfocar áreas tan dispares como los negocios, la atención sociosanitaria e incluso la planificación de las ciudades, que deberán ser repensadas para acoger mejor a estas personas.

Esto son apenas unos ejemplos de la otra cara del envejecimiento de la población española, un fenómeno que habrá que seguir de cerca para aprovechar tanto las oportunidades de negocio que brindará cómo para saber adaptarse y hacer más fácil la vida a todos. Empezando por los mayores.

Peridodico GD.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  periodicogd.cibeles.net